6,180 niños de 16 escuelas rurales en Quetzaltenango, San Marcos, Retalhuleu y Escuintla, en el suroeste de Guatemala, se beneficiaron este año con el programa de seguridad alimentaria de AgroAmérica “Un banano al día cambia tu vida”.

Este programa se alinea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible # 2 de las Naciones Unidas: Poner fin al hambre y lograr la seguridad alimentaria. Con el objetivo de contribuir a reducir la desnutrición y mejorar la seguridad alimentaria en el área donde opera AgroAmérica, la empresa dona bananos a escuelas públicas durante el año escolar y crea alianzas con instituciones de gobierno y sociedad civil para capacitar a madres y maestros sobre salud preventiva y nutrición. Este año AgroAmérica donó 225,700 bananos, para los más de 6,000 niños y niñas.

Los bananos proporcionan un complemento vital a las necesidades nutricionales diarias de los estudiantes. Los bananos tienen un alto valor energético (1.1-2.7 kcal / 100 g) y son una fuente importante de vitaminas B y C. Contienen numerosas sales minerales, que incluyen hierro, fósforo, potasio y calcio, además de tres azúcares naturales: sucaro, fructosa y glucosa, combinados con fibra.

Según las estadísticas de USAID, Guatemala tiene la prevalencia más alta de retraso en el crecimiento (49.8 por ciento) en la región de las Américas y la sexta más alta en el mundo. La mitad de todos los niños menores de cinco años sufren desnutrición crónica, el peor nivel de malnutrición en el hemisferio occidental.

Esta falta de seguridad alimentaria ocasiona que más de 45 niños guatemaltecos mueran cada día por causas relacionadas con la malnutrición. De los niños que sobreviven, el 49.8% sufre de desnutrición crónica (SESAN). La desnutrición crónica (medida por la altura en relación con la edad) también causa una menor retención de la información aprendida en la escuela y una menor productividad. Además, también puede hacer que el niño sea más susceptible a las enfermedades y causar una pérdida de IQ, efectos que no son reversibles.

Un banano al día puede cambiar este escenario. Un banano proporciona un impulso instantáneo, sostenido y sustancial de energía y puede ayudar a superar y prevenir enfermedades como la anemia, la presión arterial, el sobrepeso, las úlceras o el estrés. Este programa no solo contribuye a la nutrición y la salud de los estudiantes, sino que también mejora su rendimiento escolar. Es un hecho comprobado que una alimentación saludable afecta el rendimiento académico.

El programa, que es un esfuerzo conjunto de los Consejos de Desarrollo Comunitario -COCODE, escuelas, padres y AgroAmérica, también ofrece un componente preventivo de salud que involucra a las madres de los estudiantes en estas escuelas rurales. En algunas escuelas, las entidades de  gobierno capacitan a maestros y madres en temas de nutrición, salud y seguridad alimentaria.

Cuando comenzó  en 2012, este programa era una alianza entre AgroAmérica y SESAN, la Secretaría de Seguridad Alimentaria Nutricional de Guatemala, para combatir la desnutrición aguda en los niños de zonas rurales. Los docentes participantes informan, y los resultados de las pruebas revelan, que el rendimiento escolar de los estudiantes participantes ha mejorado notablemente. En las sesiones de cierre del programa para 2017, se reconocieron los esfuerzos y la organización de los directores de escuela, los padres y los miembros de COCODE en estas comunidades.

Esta iniciativa de RSE de AgroAmérica fue reconocida con un ‘Big Tick’ como parte de los prestigiosos premios Responsible Business Awards 2014, de la organización benéfica Business in the Community, el programa de premios más antiguo y respetado del Reino Unido que reconoce a las empresas que están haciendo una diferencia positiva para la sociedad y el medio ambiente.