WWF y AgroAmérica suscribieron un Memorando de Entendimiento que viene a dar respaldo y continuidad a los esfuerzos de la protección del arrecife más grande del hemisferio occidental. El memorando, vigente desde el 1º de enero de 2015, será válido hasta el 31 de octubre de 2020.

La ecorregión del Sistema Arrecifal Mesoamericano se extiende sobre Guatemala, Belice, Honduras y México, abarcando tanto las áreas marinas como las cuencas que drenan hacia el mar Caribe. Bajo este acuerdo WWF y AgroAmérica unirán esfuerzos en continuar y aumentar la adopción de mejores prácticas agrícolas, así como para determinar las necesidades y fortalecer las acciones de protección y recuperación de recursos naturales.

Por más de una década WWF ha trabajado en esta región, colaborando con empresas, organizaciones de la sociedad civil y con gobiernos, para proteger especies y hábitats y transformar la producción pesquera, acuícola y agrícola, con el fin de reducir su impacto sobre el ambiente y asegurar su sostenibilidad ambiental y social.

AgroAmérica produce y procesa palma aceitera y banano, generando más de 10 mil plazas de trabajo en sus operaciones. Su participación en esta gran cruzada de interés global garantiza una significativa mejora en el alcance de los cultivos de cobertura, uso de pesticidas y la fertilización. Por ejemplo, en sus plantaciones de palma aceitera, la empresa ya siembra “pueraria”, una leguminosa que además de ser efectiva para el control de malezas, contribuye a reducir la erosión y a mantener los nutrientes naturales de los suelos.

Entre los objetivos ambientales del memorando suscrito entre WWF y AgroAmérica destacan: promover conjuntamente esfuerzos de sostenibilidad en las áreas donde AgroAmérica tiene operaciones; colaborar en la reducción de efluentes y restauración de flujos y caudales naturales en las cuencas adyacentes; y cooperar con el trabajo de las comunidades vecinas y los productores – socios y no socios – incluyendo en la promoción de mejores prácticas agrícolas que impacten positivamente en zonas costeras. Adicionalmente, dado el decisivo papel que cumplen los corredores biológicos como conectores naturales entre hábitats que abrigan una rica variedad de especies, AgroAmérica dará prioridad a un programa que permitirá resguardar zonas de alto valor de conservación.