Octubre es el Mes de Concienciación del Cáncer de Mama -un tiempo para promover la educación sobre los hábitos saludables que pueden ayudar a las mujeres a reducir su riesgo y superar la enfermedad.

Agroamérica, a través del proyecto “Reforzamiento nutricional con banano”, en alianza con la Secretaría de Seguridad Alimentaria Nutricional -SESAN-, está educando a mujeres y madres rurales de tres municipios de San Marcos, Guatemala, sobre los valores nutricionales del banano y su incidencia en la prevención del cáncer de mama, a la vez que donó 150,000 bananos a cada municipalidad.

En un estudio publicado en el Journal of Epidemiology, los investigadores compararon los hábitos alimenticios con las tasas de incidencia de cáncer de mama entre 1,173 mujeres taiwanesas. Los investigadores descubrieron que las mujeres premenopáusicas (menores de 52 años) presentaron una probabilidad de un 53% de no contraer cáncer de mama si su ingesta de vitamina B6 estaba por encima de un mero 30% del valor diario -la cantidad encontrada en un banano extra grande-.

¿Qué hay detrás del poder de B6? La vitamina interviene en el metabolismo de los estrógenos -razón por la cual, en investigaciones anteriores se encontró niveles más bajos de vitamina B6 entre mujeres que tomaban anticonceptivos hormonales para el control de la natalidad. Demasiado poco B6 podría significar más estrógeno, lo cual a su vez podría aumentar el riesgo de tumores. La vitamina B también juega un papel en la reparación del ADN, lo que podría ayudar a prevenir las mutaciones genéticas que pueden conducir al cáncer.

¿Cómo asegurarse de que está recibiendo suficiente B6?

– Además del banano, hay otras fuentes que contienen la vitamina B6, como son los coles de Bruselas, papas, calabazas y coliflores.

– Controlar el consumo de alcohol y no fumar -tanto las bebidas alcohólicas y los cigarrillos agotan los niveles de B6 del cuerpo (como era de esperar, ambos también están vinculados a índices más altos de cáncer de mama).

Tampoco debe excederse la dosis recomendada de vitamina B6. No sólo las cápsulas de la vitamina serán menos eficaces en la protección del ADN, sino que se producirán daños a los nervios de los brazos y las piernas, según estudios realizados.

Fuente: Dole