img Oculta

Ya tienen agua limpia

Guatemala, febrero de 2012. Agroamérica, junto a Unicef, COCODE (Comité Comunitario de Desarrollo), madres de familia y el Centro de Salud de Tiquisate, ayudó a limpiar 180 pozos de la comunidad San Francisco Madre Vieja y 80 pozos de la aldea Huitzitzil, del departamento de Escuintla, como parte del proyecto “El agua es vida”. Con este trabajo, los habitantes de dichas comunidades ya cuentan con agua limpia y segura. Ernesto Telón, presidente del COCODE de Madre Vieja, agradeció los apoyos recibidos de las distintas instituciones: “Cuando gestionamos con Agroamérica, no dudamos en que nos apoyarían. Estamos muy contentos con la realización de este proyecto que nos ayudará a prevenir muchas enfermedades”. La actividad se realizó con el objetivo de reducir los índices de enfermedades en las comunidades aledañas a Agroamérica por el consumo de agua contaminada, y se acompañó con capacitaciones a familias y líderes comunitarios en el tema de salud preventiva, enseñando los distintos métodos para consumir agua segura. Eddy Tábora, inspector de saneamiento ambiental, comentó: “Con el apoyo de Agroamérica se nos ha facilitado capacitar a más gente en el tema de salud preventiva. Con el trabajo en equipo hemos logrado más. Esta alianza nos ayudará a transformar a esa gente y darles una mejor calidad de vida”. El director del Centro de Salud de Tiquisate, Doctor Edwin Hernández, agregó que gracias a la alianza realizada con Agroamérica se ha avanzado bastante con el proyecto El Agua es Vida: “Felicito a los empresarios que hacen esto por las comunidades que tanto lo necesitan,Leer más

Agroamérica construye borda a la orilla del Río Mico para proteger a las comunidades de las inundaciones

Guatemala, septiembre de 2011. Agroamérica, como parte de sus proyectos de responsabilidad social empresarial, apoyó a líderes de las comunidades cercanas a construir una borda y realizar el dragado del río Mico en la aldea Huitzitzil de Tiquisate, Escuintla, en donde la tormenta Ágatha afectó el año pasado. La inversión de la empresa en esta obra fue de US$6,000, que incluye maquinaria, materiales, combustible y mano de obra. Los trabajos se realizaron en conjunto con la Municipalidad de Tiquisate. Esta borda benefició a varios poblados que con las inundaciones quedaban incomunicados y con la llegada del invierno vivían con el temor y la inseguridad de perder sus pertenencias o sus casas, por estar en un lugar muy vulnerable a los desastres naturales. Otro de los problemas es que la carretera se estaba partiendo por el exceso de agua y esto aumentaba el riesgo de quedar totalmente incomunicados. Las aldeas favorecidas fueron Huitzitzil, San Francisco Madre Vieja, Las Trozas, El Semillero y Ticanlú, del municipio de Tiquisate, Escuintla. Sus habitantes y el alcalde municipal manifestaron su agradecimiento por esta ayuda de Agroamérica.

Certificaciones