Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, el hambre y la pobreza en Centroamérica son preocupaciones serias en las zonas rurales. La inseguridad alimentaria y el hambre están estrechamente relacionadas con la pobreza extrema. Esto también es cierto en Guatemala, donde la empresa de agricultura sostenible AgroAmerica, tiene operaciones.

Guatemala tiene una de las tasas más altas de desnutrición crónica en el mundo, con 47 por ciento. Esto es resultado de la pobreza, las malas condiciones de vida, los bajos niveles de educación y las prácticas inadecuadas de nutrición. Otro factor en la crisis de inseguridad alimentaria son los desastres naturales, como huracanes, terremotos, inundaciones y deslizamientos de tierra.

Al alinear su programa de Responsabilidad Social con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS), AgroAmérica, un negocio de agricultura sostenible, con operaciones en Centro y Suramérica, está abordando estos problemas para sus trabajadores y las comunidades en las que opera.

Aliviar la pobreza

Como el hambre y la pobreza en Centroamérica están vinculadas, AgroAmérica realizó una investigación para determinar lo que constituye un salario digno y la encuesta reflejó que cada empleado recibe un salario arriba del salario mínimo establecido por ley, que le permite mejorar sus condiciones de vida y llevar una vida normal.

Manejo de la desnutrición

Guatemala tiene actualmente la tasa más alta de retraso de crecimiento en niños en las Américas, debido a la desnutrición crónica (49,8%). Esta estadística también puede estar relacionada con el hambre y la pobreza en Centroamérica.

Los programas Madres Sanas y Creciendo Sanos, de AgroAmérica, que se llevan a cabo en su centro de nacimientos en el suroccidente de Guatemala, educa a las madres sobre la lactancia materna y la nutrición durante los dos primeros años de vida del niño. En los últimos dos años este programa ha llegado a cientos de infantes. Los niños que alcanzan un crecimiento satisfactorio y los parámetros de desarrollo nutricional a la edad de tres años se gradúan del programa cada año.

AgroAmérica también dona bananos como parte del programa de refacción escolar nutritiva: “Un banano al día cambia tu vida”. Los bananos se donan a las escuelas en las áreas de sus operaciones y esto también ha tenido un efecto significativo en el crecimiento y desarrollo de los niños, en disminuir el impacto del hambre y la pobreza en Centroamérica.

Preparación para desastres

Como uno de los factores identificados en la inseguridad alimentaria en Guatemala, es el impacto de los desastres naturales. AgroAmérica ha implementado un programa para educar a sus trabajadores y líderes comunitarios sobre maneras de prepararse y recuperarse después de un desastre.

Desde enero de este año, CONRED y la Asociación de Desarrollo Integral Trifinio del Suroeste (ASODITSO), con el apoyo de AgroAmérica, han estado capacitando a los nuevos miembros de las Coordinadoras Locales de Reducción de Desastres (COLRED) en los siguientes temas: gestión de la reducción del riesgo de desastres; Funcionamiento y metodología de los coordinadores locales; Diagnóstico de riesgos, tipos de refugios y cómo organizarlos; el cambio climático, sus causas y adaptación; funciones de las COLRED (evacuación, rescate, refugios, seguridad y coordinación) y los planes de respuesta local.

El objetivo de las COLRED es dar apoyo a las comunidades durante las catástrofes naturales y organizarlas para que reaccionen de manera correcta a un evento y, en caso necesario, dar la primera respuesta, en coordinación con las autoridades municipales o departamentales.

Con estos programas de Responsabilidad Social Empresarial, AgroAmerica está abordando algunos de los temas más importantes en Guatemala y Centroamérica y trabajando para contribuir al logro de los ODS en el 2030.