AgroAmérica reconoce que la educación para la adaptación al cambio climático, así como la preservación de los bosques del mundo es crucial, tanto por razones planetarias como socioeconómicas. “Creemos que podemos hacer una diferencia en nuestras comunidades, educando y tomando medidas de conservación de nuestros recursos naturales, para hacer una diferencia positiva,” dijo Fernando Bolaños, presidente de AgroAmérica.

Con el apoyo del Instituto de Investigaciones Privadas sobre Cambio Climático –ICC– y la participación del Comité de Desarrollo Comunitario –COCODE–, trabajadores de AgroAmérica en la costa sur de Guatemala, junto con comunidades locales, reforestaron recientemente un área de una finca de AgroAmérica para fines de conservación.

Varias especies nativas fueron utilizadas en la reforestación de la zona, como ramón, chichique, volador, hormigo, caoba, cedro, cenicero, entre otras. Esta iniciativa contribuirá a la conservación de estas especies locales que actualmente son escasas en la región.

Esta reforestación es parte del programa de adaptación de AgroAmérica al cambio climático y apoya las actividades llevadas a cabo por el ICC en el marco del programa de Manejo Integrado de Cuencas.

Concientes que la educación es la clave para un cambio duradero, AgroAmérica también está tomando medidas para educar a sus trabajadores y comunidades cercanas a través del diplomado “Adaptación Comunitaria al Cambio Climático”. El curso fue impartido a los trabajadores de AgroAmérica y líderes comunitarios del “trifinio” suroccidental de Guatemala, con el objetivo de fortalecer las capacidades locales y adoptar medidas de adaptación ante el inminente cambio climático.

El diplomado se llevó a cabo en alianza con la Asociación del Trifinio Suroccidente -ASODITSO-, la Asociación de Productores Independientes de Banano –APIB-, y el Instituto de Cambio Climático –ICC-. El programa abarcó la gestión integral de cuencas, las medidas de adaptación al cambio climático y la gestión de desastres en situaciones de riesgo. La metodología consistió en conferencias, visitas de campo y actividades prácticas.

En su discurso de clausura del diplomado, Gustavo Bolaños, director general de Agroamérica dijo: “Estamos entusiasmados con este tipo de capacitaciones porque creemos que es importante estar informados y preparados ante al cambio climático y en hacer alianzas y trabajar de la mano con actores y comunidades locales.”

El director general del Instituto de Cambio Climático, Alex Guerra, representantes del municipio de La Blanca, del Ministerio de Agricultura de Guatemala –MAGA- y líderes comunitarios, también participaron en la ceremonia de clausura.

Los participantes del diplomado pertenecen a las comunidades de El Pomal, Carrizales, Valle Lirio, El Reparo, Colonia Díaz, Villa Flores, Morenas, Los Encuentros, Troje, Tilapa, Santa Fe, Palmar II, Pueblo Nuevo, Cerritos, Chiquirines, Colonia Barillas, de los municipios de Coatepeque, La Blanca y Retalhuleu.