Guatemala julio de 2013. Para Agroamérica, el diálogo es la base para la buena convivencia, por tal razón, participó y patrocinó el VII Foro Nacional de Responsabilidad Social Empresarial 2013: “Diálogo Sostenible, Ruta hacia el Desarrollo”, organizado por el Centro para la Acción de la Responsabilidad Social Empresarial en Guatemala -CentraRSE-.”

Además de su participación, Agroamérica invitó a 11 líderes de comunidades cercanas a sus operaciones, en la zona del Trifinio Suroeste (Quetzaltenango, Retalhuleu y San Marcos), quienes tuvieron la oportunidad de participar en el foro y de recibir una capacitación sobre el Diálogo.

Felino Sandoval, presidente de la Asociación del Trifinio Suroeste comentó: “Nos sentimos muy contentos de que Agroamérica nos apoye a organizarnos y nos proporcione las herramientas para iniciar un diálogo en nuestras comunidades.”

Bernardo Roehrs, presidente del Foro y director de Agroamérica, dio las palabras de cierre del evento: “Porque creemos que el diálogo es clave para construir un país sin barreras, basado en la confianza y empatía, hemos participado en este Foro que estamos seguros guiará al país hacia una participación que busque el bien común de todos los actores sociales.”

El objetivo principal del evento este año, fue proponer el mecanismo del diálogo multisectorial como instrumento para promover procesos constructivos que originen relaciones colaborativas, forjen alianzas y asociaciones estratégicas y que reduzcan la conflictividad.

Para iniciar con la propuesta de Diálogo Sostenible, se realizó la firma de los principios que guiarán el diálogo por parte del presidente de la República, Otto Pérez Molina y el presidente de CentraRSE, Álvaro Zepeda.

Los principios que guiarán este diálogo son:

1. Construir relaciones basadas en confianza para la búsqueda del bien común.
2. Todos somos personas dignas y merecemos respeto.
3. La virtud de la humildad como base para escuchar y comprender las opiniones de los demás con empatía.
4. Tolerancia a las opiniones distintas y humildad en reconocer que no existe verdad absoluta.
5. Participación libre, voluntaria y constante.
6. Escucha atenta, generosa y paciente.
7. Transparencia en la comunicación de ideas.
8. Ser breves, precisos y claros.
9. Estar abiertos al cambio y a la posibilidad de estar equivocados.
10. Confidencialidad y discreción en el uso de las opiniones ajenas.

La actividad contó con la participación de 630 personas entre funcionarios de Gobierno, embajadores, representantes de organismos internacionales, empresarios, líderes comunitarios y sociedad civil.